Un drama familiar

Tener un esposo o una esposa y luego una familia con hijos propios puede ser lo más bonito que hay en esta tierra, pero también se puede convertir en un drama. Cuando las cosas no van como las deseábamos o como las imaginábamos, puede llegar muy fácilmente un sentimiento de tristeza, enfado o incluso pensamientos sobre un divorcio. Ana Maria Huck Vangioni y su invitada especial nos hablan de una familia sana y de qué podemos hacer cuando empieza un drama familiar.

Ir a descargar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s